S.O.S. RABIETAS!!


¿Qué son las rabietas?

Las rabietas son naturales y frecuentes durante la primera infancia (de los 0 a los 4 años). Los niños tienden a afirmar su independencia a medida que aprenden que son seres aparte de sus padres. Este deseo de independencia a menudo se manifiesta diciendo “no” verbalmente y teniendo rabietas. Las rabietas van a estar muy marcadas por el hecho de que el niño no tiene un vocabulario amplio con el que poder expresar sus sentimientos.

Generalmente comienzan a los 12 meses, empeoran entre los 2 y 3 años, y tienden a desaparecer hacia los 4. Aspectos como estar cansado, estar enfermo o tener hambre puede hacer que las rabietas empeoren o sean más frecuentes.

 

¿Cómo manejarlas?

  • Intenta identificar la causa. La rabieta está pasando por algo. Analiza la situación.
  • No le grites ni te desesperes. Respira hondo. Puedes controlarlo.
  • Evita que sea el centro de atención. Tanto en casa como en sitios públicos. Llévale a su habitación y explícale que tiene que quedarse allí hasta que se tranquilice.
  • Marca límites claros y firmes. Los límites son la clave para controlar estas escenas.
  • Cuando la rabieta incluya agresividad, tanto a él, a otros o a objetos, déjale claro que no está permitido.
  • Explícale que su comportamiento tendrá consecuencias.
  • No uses el castigo físico, no es la solución.
  • Los límites y las rutinas son esenciales para cortar estos episodios.
  • Cuando se le haya pasado, habla con él para intentar averiguar que ha pasado.

 

¿Se pasan algún día?

Las rabietas se pasan con la edad. Llega un día, alrededor de los 4 años, en que el niño adquiere un lenguaje que le permite explicarse y hacerse entender, por lo que ya no tendrá que recurrir a las rabietas para llamar nuestra atención o para manifestar su desacuerdo.

 

¿Necesito ayuda?

Si las rabietas empeoran y crees que no puedes controlarlas, pide ayuda a su pediatra. Hay algunos aspectos que debes tener en cuenta:

Que las rabietas se mantengan después de los 4 años

Si se lesiona a él, a otros o ejerce violencia contra objetos.

Si presenta problemas con el sueño, la alimentación o una involución en el control del pis y la caca.RABIETA

Dejar un comentario