¿EN QUÉ CONSISTE EL TEST DE APGAR?


Si acabas de ser madre/ padre recientemente, dentro de toda la locura del hospital, el alta, la lactancia, el registro civil, citas con pediatra, matrona y ginecólogo… en el informe de alta vas a encontrar una puntuación que va a marcar el buen desarrollo de tu bebé. Quizá para ti es sólo un número al que ni siquiera has prestado atención, pero para los profesionales sanitarios, la puntuación en el Test de Apgar nos va a aportar mucha información.

El test de Apgar es un examen clínico que se realiza al recién nacido después del parto, en donde el personal sanitario asistente valora cinco parámetros para obtener una primera valoración sobre el estado general del bebé.  Los aspectos a evaluar son:

  • Tono muscular.
  • Esfuerzo respiratorio.
  • Frecuencia cardíaca.
  • Reflejos.
  • Color de la piel.

A cada parámetro se le asigna una puntuación entre 0 y 2, sumando las cinco puntuaciones se obtiene el resultado del test, con un máximo de 10 puntos.

El test de Apgar se realiza en dos ocasiones: en el primer minuto de vida y a los cinco minutos de nacer. La puntuación al primer minuto evalúa el nivel de tolerancia al proceso del nacimiento y su posible sufrimiento, mientras que la puntuación obtenida a los cinco minutos nos indica el nivel de adaptabilidad del recién nacido al medio ambiente y su capacidad de recuperación.

Si el bebé está en buenas condiciones obtendrá una puntuación de 7 a 10 puntos. Si obtiene de 4 a 6 puntos no está respondiendo adecuadamente y es necesaria una valoración clínica y recuperación inmediata. Si es igual o menor a 3, necesita atención médica de emergencia y por último, si hablamos de una puntuación 0, es muy probable que estemos hablando de un bebé que ha nacido sin vida.

Por último, compartimos con vosotros esta imagen en la que podemos ver de una forma mucho más gráfica en que consiste dicho test.

FB_IMG_1458850753641